Skip to main content

¿La temperatura del agua está aumentando?

El Mediterráneo, kilómetro cero en los efectos del calentamiento global, por Manu San Félix.

Estamos en nuestra temporada 30 en Formentera al frente de Vellmarí. El tiempo ha volado desde que abrimos en Mayo de 1993, nuestro primer verano en la isla.
Que hayan pasado tantos años y tan rápido tiene su lado malo y su lado bueno. Una de las cosas más positivas es la perspectiva que tenemos del paso del tiempo y cómo afecta éste al Mediterráneo en general, y a Formentera e Ibiza en particular.
El tener esa referencia de cómo era la isla bajo el agua en 1993 da para contar mucho y, sin duda, lo haremos en otros blogs. En este nos vamos a centrar en la temperatura del agua.
Recuerdo muy bien esa temperatura en mi primer verano en Formentera y en el Mediterráneo. Yo venía de hacerme y crecer como buceador en el Cantábrico, y claro estaba feliz de disfrutar de las aguas más templadas de las Pitiusas. Siempre digo, que a los que nos gusta bucear lo que nos saca con más frecuencia del agua es el frío, y por ello prestamos especial atención a los grados que marcan nuestros computadores de buceo, al menos así siempre lo he hecho yo.
Pues bien, el verano de 1993 la temperatura máxima se alcanzó en la segunda quincena de Agosto y durante unos días marcó 26ºC. Me parecía maravilloso bucear con esa temperatura, con ese agua tibia y acogedora.
Lo que no podía ni imaginarme a pesar de que entonces ya era muy consciente del problema del cambio climático que se avecinaba a nivel global, es que las consecuencias de éste iban a notarse tan rápido. Que en 30 años la temperatura del Mediterráneo subiera 4 grados es algo que ninguna predicción acertó. Ni la más pesimista.
Si en algo se ha fallado, en general, en las predicciones del calentamiento global, es que han sido demasiado conservadoras. En mi opinión, las presiones de los no creyentes del cambio climático han hecho a la comunidad científica ser muy conservadora en las estimaciones de las consecuencias que iba a tener el aumento de gases efecto invernadero en la atmósfera.
Desde Vellmarí, estamos diciendo en los últimos años la velocidad en que se está calentando el Mediterráneo. Y es que cada día que vamos al agua en la temporada lo notamos más. También en invierno que sentimos como el agua se enfría menos, y difícilmente llega a los 13ºC de antaño.
Por mi parte, siempre que puedo lo transmito en charlas y entrevistas. En los veranos de 2020 y 2021 el agua alcanzó lo 29ºC. ¡Esto es una barbaridad! Y este verano ya hemos superado el récord, ya estamos en 31 – 32ºC y continúa subiendo. Lo que confirma lo que se venía diciendo: que el Mediterráneo es kilómetro cero en los efectos del calentamiento global.

¿Por qué se calienta más rápido el Mediterráneo?

Imaginemos que estamos en un cine repleto de público y apagamos el aire acondicionado y abrimos la puerta principal de la sala. La temperatura comenzará a subir por la concentración de personas y si alguien se pone perfume lo notaremos enseguida, ya que toda la renovación del aire de sala será a través de esa apertura de la puerta. Pues bien, esa puerta abierta es el Estrecho de Gibraltar.
Por ello, todo lo que hacemos mal en el Mediterráneo se nota antes, y por eso el calentamiento también se nota antes. Asimismo, sus consecuencias sobre las especies y los ecosistemas se notará antes. En cierto modo el Mar Mediterráneo es como una bola de cristal de lo que sucederá en otros mares y océanos del mundo.
Este es un tema interesante para hablar en otro blog.

Leave a Reply